miércoles, 28 de abril de 2010

¡PECHOS FUERA!



PAULA GRANDE

La inspiración para escribir esta entrada me ha llegado hoy mismo, al leer una noticia en la prensa sobre una campaña iniciada a través de internet para comprobar los efectos que sobre la estabilidad de la corteza terrestre tienen los escotes femeninos. No, no me he vuelto loca. La iniciativa ha surgido en respuesta a las declaraciones de un ayatolá iraní que afirmó que las vestimentas femeninas impúdicas no sólo corrompen a los jóvenes, sino que pueden causar terremotos. Y se quedaría tan ancho, el hombre.  

Esto me ha traído a la mente la inolvidable serie de animación japonesa “Mazinger Z” en la que Afrodita, la compañera del robot protagonista, desplegaba sus armas de destrucción al grito de “¡Pechos fuera!”.


Al menos, eso recordaba yo, aunque hace unos meses escuché que la frase que todos los treintañeros tenemos memorizada no se decía en realidad, sino que venía siendo un producto de nuestra imaginación colectiva. Como no estoy por la labor de verificarlo, os invito a que en vuestros comentarios compartáis vuestros recuerdos con las demás lectoras.

El caso es que el escote femenino es, ciertamente, un arma poderosa, aunque yo siempre la he considerado más bien una herramienta de distracción. Un buen escote, enseñando algo de chicha, y nadie se fijará en nada más: celulitis, cartucheras, michelines... todo minimizado, metafóricamente invisibilizado, por una buena delantera.


Desde hace bastantes años, ni siquiera aquellas con las que la naturaleza ha sido más bien rácana tienen problemas para enseñar el canalillo,
 ya que en el mercado hay mil y una soluciones para levantar, colocar y realzar lo poco, o lo mucho, que tenemos de serie.

 

A mi me gusta llevar escote, y mientras aún puedo hacerlo, aprovecho, sobre todo en verano, para lucirlo. Esta claro que no va a quedarse así para siempre, así que ¿por qué no sacarle partido mientras es posible? Otra cosa son los excesos que a veces se ven por la calle o en televisión: tetas XXL luchando por escaparse de los constreñidos límites de una parte de arriba a todas luces demasiado pequeña, pechos replicantes que surgen por encima del sostén, senos cuyas dueñas han decidido no someter al confinamiento del sujetador, regalándonos a cambio con unas “luces largas” a la menor corriente de aire...


Eso por no hablar de las tetas colgaderas, que asoman por delante o por los lados de un vestido veraniego como ejemplo anatómico de los efectos de la ley de la gravedad sobre los cuerpos. Efectos y defectos, todos ellos, susceptibles de solucionarse con un buen sujetador.



Claro que, ante la dictadura de los cánones estéticos, y con el verano casi echándosenos encima, seguro que muchas mujeres están pensando en dar un paso más y retocarse la delantera. Entiendo que hay casos en los que una intervención de cirugía puede ser una alternativa a considerar: estoy pensando en chicas con pechos sin desarrollar, como si fueran preadolescentes, o con el pecho totalmente caído antes de cumplir los 40. Pero de ahí a empeñarse en tener una 100 cuando mides 1,60 m y pesas 50 kilos media un abismo. Claro que pontificar desde una talla 90 o 95 es sencillo, pero es que la mayor parte de las personas tenemos unas proporciones más o menos armónicas –otra cosa diferente es que encajen en las modas de hoy en día-, y si las alteramos, renunciamos a lo que nos hace únicas a favor de una uniformidad artificial.

Pero de las tentaciones, maravillas y espantos de la cirugía prometo hablar otro día.

Hasta la próxima semana.

15 comentarios:

  1. ay cada foto q... pues sabes q yo siempre también había dicho eso de "pechos fuera!" recordando a afrodita. yo casi estoy convencida de que sí q lo decia..

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, que grande lo de pechos fuera :)

    Sera poco fashion, pero siempre que puedo (y el tiempo lo permite me vuelvo hippy y voy como Lilly Allen xD (eso si, menos caidonga que ella)

    un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. holaaaaaaaaaaaaaaa!!! bueno, yo soy de la de escotes si. me encantan. aunque yo tengo poco jamas me pondria mas.


    besitooooos lindas

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, mi Mazinger, con lo que a mí me gustaba de pequeña... Totalmente de acuerdo contigo con lo de que chicas bajitas y delgadísimas se ponen una talla 95 ó 100, así que sólo tienen tetas (o bolas estáticas). Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pienso como tú: nada que un buen sujetador no pueda arreglar.
    Siempre llevo sujetador: sea de tirantes o sin ellos porque me parece que me hace el pecho más bonito y recogido. Por supuesto, de mi talla y adaptado al modelito que me vaya a poner, que hoy en día hay muchos modelos y colores para elegir.
    De todos modos, soy de las que no digo que no a una operación de estética si, cuando llegue el momento, me parece necesaria pero todo se andará: de momento, no necesito ayuda extra, me apaño bien con lo que traigo de serie, ji, ji.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Muy buen post! No recordaba a Afrodita de mazinger Z!! y si, claro que la vi haciendo uso de sus "armas".

    Todas las fotos estan geniales! Opino lo MISMO que tu, un buen escote hace que NO TE VEAN otra cosa mas que eso!!........bueno, al menos los hombres....las demas mujeres te ven el escote, los michelines, la celulitis, osea TODO!! jajajaja

    ResponderEliminar
  7. Genial esta entrada, por suerte esa moda de ponerse dos balones cuando se tiene el cuerpo como un palillo está pasando a la historia y ahora muchas que en su día se las pusieron, ahora se las quieren quitar... En fin que un escote bonito y cuidado es para lucirlo, quienes lo tienen hacen bien porque es algo muy femenino!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  8. Es verdad que el calorcito hace que las chicas se pongan más escotes, hoy por la calle he ido comentando eso con mi hermana :) muchos escotes muy muy exuberantes... a mi me gustan pero no muy exagerados.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  9. Hay que enseñar, claro que si, pero siempre en la justa medida y con un poco de "elegancia"...Vamos la Merkel yo creo que fue la causante del tsunami...madre mia
    me encantan tus post
    besotes

    ResponderEliminar
  10. muy buen post.
    tienes tooooda la razon.
    lo de los terremotos no lo habia oido, pero me has matado! jajajaja
    besitos

    www.1cenicientamoderna.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Pues servidora es bajita (1.64) delgadita 53 Kg y tiene una 95 de pecho,cosecha natural heredada vamos y esto es lo que hay,y no me considero solo tetas.A mi me dicen que tengo demasiado,cuando era adolescente estaba plana como una tabla y se metían conmigo...fué una cruz,me empezó a crecer con 17 años...Ahora que tengo demasiado,vaya que no estoy a gusto del consumidor,pero si del mio y la naturaleza es sabia así que...Ah!y más de una vez me han preguntado si estoy operada del pecho...Y no todo el monte es orégano!!

    ResponderEliminar
  12. Ay señor...vayas fotos...jajaja...Desde luego hay que ser elegante hasta para enseñar el pecho. Yo soy de las que prefiero insinuar que enseñar...jajaja.
    Besitos
    ;))

    ResponderEliminar
  13. Oh, my good¡¡¡ ¿colgaderas? Con este post has dado el do de pecho je je si es que las mujeres movemos el mundo aunque sea sin querer....
    Salu2

    ResponderEliminar
  14. Hola, chicas.

    Muchas gracias por vuestros comentarios. Afortunadamente, en materia de pecho, ni siempre “menos es más” ni “burro grande, ande o no ande”. Cada una tiene lo suyo, y hay para todos los gustos. Lo importante es saber sacarse partido, más allá de las modas y las tendencias.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Sí que lo decía en España en los años 70. El problema es que la gente (incluidos escritores y periodistas que se tienen por serios) , hoy en día sólo da validez a Internet y Youtube, donde los capítulos que hay son con el doblaje argentino o mexicano. Pero el doblaje español de TVE sí que decía la frase "pechos fuera"

    ResponderEliminar